La dieta para la vesícula biliar es importante cuando tienes cálculos biliares o lodo biliar. Sabes que el único remedio final es la operación pero mientras que eso sucede, o bien, el médico te ha recomendado esperar, tienes que encontrar soluciones para aminorar los síntomas.

Una de las claves para eliminar el dolor de la vesícula biliar, es cambiar la dieta.

5 alimentos que debes incluir en la Dieta para la Vesícula Biliar: no son la solución final, pero pueden generar alivio rápidamente.

Dieta para la Vesícula Biliar

Manzanas: como dice el refrán, «una manzana al día, mantiene alejado al médico». Esto sin duda se aplica a la salud de tu vesícula biliar. Las manzanas contienen ácido málico y tartárico que descomponen el colesterol. Como el 80% de los cálculos biliares y lodo biliar están hechos principalmente de colesterol, las manzanas pueden suavizar o ayudar a disolver los cálculos y sedimentos biliares. Definitivamente te ayudarán a que las descargas hepáticas y de cálculos biliares sean mejores. Puedes comerlas a mordidas, rebanadas o beber le jugo de manzana orgánico sin filtrar.

Alcachofas: la alcachofa es maravillosa para la vesícula biliar. Alienta a una mayor producción de bilis. Esto, a su vez, puede disminuir la proporción de colesterol en la vesícula biliar que puede ayudar a disolver los cálculos biliares. Las alcachofas reducen simultáneamente la producción de colesterol en el hígado. Si bien es divertido deshojar la alcachofa para comer la «carne» de alcachofa de las hojas, a menudo es muy lento. Por eso puedes irte directo a comer los corazones de alcachofas, que son mucho más fáciles de comer, pero también puedes optar por hacer agua de alcachofa (hirviendo alcachofas y tomando el agua que queda después de este proceso), o tomar extractos o cápsulas de alcachofa.

Rábanos: hay varios tipos de rábanos en el mundo. En América, a menudo pensamos en la variedad Cherry Belle, o Chibi, que es rojo en el exterior y blanco en el interior, y tiene aproximadamente una pulgada de diámetro, pero hay muchos otros tipos. El Daikon (originalmente de Japón), Black Radish o Rábano Negro (excelente para tu vesícula biliar), y Red King, por nombrar algunos. Al igual que la alcachofa, los rábanos estimulan la producción de bilis y ayudan a descomponer las grasas; ambos son útiles para aminorar el dolor.

Cúrcuma: esta especia se utiliza a menudo en platos de curry, dándole un vibrante color amarillo anaranjado a los platillos. La curcumina es el componente beneficioso de la cúrcuma que disminuye la inflamación, destruye las células del cáncer de hígado y, lo más importante ayudan a mejorar los síntomas de la vesícula biliar ya que disuelve los cálculos biliares. Ten en cuenta que el cuerpo puede utilizar mejor la cúrcuma cuando se consume junto con la pimienta negra.

Verduras de Hoja Verde: las madres de todo el mundo persiguen a sus hijos para hacerles comer sus espinacas, y por una buena razón. Los beneficios para la salud de las verduras de hoja verde, como la espinaca, van mucho más allá de beneficiar únicamente a tu hígado y vesícula biliar.

Las verduras de hoja verde como las hojas de mostaza y col rizada son igual de efectivos. Las hojas verdes contienen clorofila, que ayuda a que el cuerpo sea más alcalino. Los alimentos que son ácidos por naturaleza (carne, productos lácteos, azúcar, granos, alcohol), dejan una ceniza ácida que luego el hígado debe eliminar. Comer verduras de hoja verde reduce estos residuos, disminuyendo la carga sobre el hígado y, en consecuencia, la vesícula biliar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.