Aceite de incienso: increíbles usos de este antiguo aceite para la ansiedad, la artritis y…

1
495

El aceite de incienso se ha utilizado durante muchos siglos como un medicamento convencional para tratar una variedad de enfermedades. Incluso desde los tiempos bíblicos, este antiguo remedio ha sido conocido por sus propiedades anti-cancerígenas, anti-neuróticas, antisépticas y expectorantes.

Debido a su contenido de ácidos boswélicos, el aceite de incienso también ofrece un fuerte golpe calmante, lo cual es particularmente útil para tratar dolencias.

5 usos del aceite de incienso que pueden mejorar tu salud

1Mejora los problemas gastrointestinales

Uno de los principales usos del aceite de incienso es que puede calmar los problemas relacionados con el estómago, por ejemplo, el síndrome del intestino irritable, dolores de estómago, estreñimiento y gases.

Una investigación, distribuida en la Revista Europea de Investigación Médica, analizó la viabilidad del incienso en el tratamiento de colitis ulcerosa, y demostró que consumir 350 miligramos de aceite de incienso tres veces al día durante un mes y medio era poderoso para promover la reducción en 80 por ciento de los pacientes.

Los especialistas también mencionan que la acción del aceite de incienso, en el tratamiento del síndrome del intestino irritable, son muy parecidos a los de la sulfasalazina, un medicamento compuesto utilizado con ese fin.

El aceite de incienso también puede ayudar a acelerar la digestión de los alimentos , y hacer que todo tu sistema digestivo funcione con más destreza.

2Ayuda al Sistema Respiratorio

En la medicina tradicional, el aceite de incienso se ha utilizado para tratar la bronquitis y el asma, usándolo para hacer respiraciones de vapor o vaporizaciones y frotamientos de espalda.

En un examen distribuido en la Revista Europea de Investigación Médica, los pacientes con asma crónico recibieron 300 miligramos de aceite incienso tres veces al día durante seis semanas.

El 70 por ciento de los pacientes notó un cambio innegable de los efectos secundarios físicos del asma, que incluyen problemas para respirar, murmullo pulmonar y la cantidad de agresiones. Por lo tanto, los especialistas presumen que el aceite incienso asumió una parte en el tratamiento del asma bronquial.

3Alivia el dolor de la artritis

Debido a las propiedades antiinflamatorias especificadas anteriormente, el aceite de incienso obstaculiza la creación de las moléculas inflamatorias fundamentales que están relacionadas con afecciones como la inflamación de las articulaciones, y también puede ser valioso para frenar la descomposición de ligamentos.

En el Ayurveda (la medicina ancestral India) se describe la acción anti-artrítica del incienso. La investigación ha demostrado que, a diferencia de los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que causan más reacciones secundarias y llegan a significar un peligro para el corazón y crear daño gastrointestinal, los ácidos boswélicos presentes en el aceite del incienso han generado resultados muy similares sin presentar los síntomas secundarios negativos.

Para utilizar el aceite de incienso para aliviar el dolor e inflamación de las articulaciones, pon de 2 a 3 gotas de forma tópica (untada en la piel). En el caso de que tengas la piel delicada, puedes hacer una mezcla usando una cucharada de aceite de coco y aceite de incienso, y untar sobre la zona que necesite alivio.

4Se usa como producto natural para la higiene bucal

Uno de los usos del aceite de incienso es que funciona como un operador estéril, por lo tanto es increíblemente útil para la limpieza oral.

Para sacar el mejor provecho, pon 1 ó 2 gotas de aceite de incienso en la pasta de dientes o frótalo directo en las encías para ayudar a contrarrestar problemas médicos dentales como caries, mal aliento, caries y bacterias.

Los análisis demuestran que, debido a los efectos calmantes de los concentrados del aceite de incienso, es útil contra la gingivitis provocada por placa bacteriana.

5Combate el cáncer y trata los efectos secundarios de la quimioterapia

El aceite de incienso es muy apreciado por su capacidad para ayudar a combatir las células cancerosas, incluidos los cánceres de estómago, páncreas, cerebro, mama, colon y próstata. La investigación demuestra que el aceite de incienso activa los genes que están a cargo de la captura del ciclo celular, el ocultamiento del desarrollo celular y la apoptosis (muerte celular) en las células malignas.

También parece reconocer la enfermedad de las células ordinarias, como apareció en un examen en el que el aceite de incienso sofoca la razonabilidad de las células malignas en la vejiga sin que se produzca la ruptura del ADN, que es un signo de apoptosis. El aceite de incienso lucha contra la malignidad y disminuye los efectos secundarios del crecimiento manteniendo la irritación bajo control, lo que aumenta la estructura invulnerable y provoca la multiplicación de las plaquetas blancas, que son el grupo de guardia esencial del cuerpo.

Nota importante: También se puede utilizar el aceite de incienso para combatir la ansiedad, y mejorar problemas de la piel como cicatrices y acné. En cualquier caso, recuerda que si vas a utilizar el aceite de incienso internamente, o tomado, debes revisar que sea natural y de grado alimenticio, es decir que se pueda ingerir y no sea adulterado (sin aditivos o rellenos adicionales).

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.